sábado, 10 de junio de 2017

El día que se perdió la cordura: El pasado marca el presente...!


Cuando leí por primera vez la sinopsis de esta novela pensé... Tengo que hacerme con ella cuanto antes. Después, leí varias críticas en algunos blogs (gracias, Eowyn) que incrementarion sobremanera mis ganas de leerlo. Debido a cuestiones laborales y académicas he tardado un poco en hacerlo, pero ayer mismo lo terminé y me ha ENCANTADO.


La historia se centra en un 24 de diciembre en el que un hombre es detenido por ir en medio de la ciudad con la cabeza decapitada de una joven en la mano y el cuerpo desnudo y lleno de sangre. Tras este suceso, un reputado psiquiatra y una agente del FBI deberán unir fuerzas para investigar las razones de este suceso, que son mucho más grandes de lo que puedan imaginar y cuyos orígenes se encuentran en la ciudad de Salt Lake 17 años atrás. Parece una historia bastante simple, pero no hay duda de que no lo es. La enorme telaraña que Javier Castillo teje tras este sangriento suceso es digna de admirar, de una imaginación envidiable y que logra sorprender en muchas ocasiones. Además, la historia está narrada a tres tiempos, con diferentes personajes e historias que terminan por cruzarse, y todas y cada una de ellas resulta interesante e intrigante (por ejemplo, he leído varios libros también que tratan de historias cruzadas, y muchas veces hay una de ellas que te gusta más que el resto y parece que cuando estás leyendo, estás deseando pasar las otras para llegar a ella. Eso aquí no ocurre). 



A pesar de esta complejidad, el lector es perfectamente capaz de seguir la historia sin ningún tipo de problema, principalmente gracias a la fluidez y sencillez de la escritura de Castillo, aunque en alguna ocasión se hace un poco repetitivo el uso de palabras. Los personajes son otro punto fuerte de nuestra narración, un abanico variado y muy diverso, todos con sus personalidades muy bien definidas y con los que el escritor empatiza desde el minuto uno. A medida que avanzas, la novela te absorbe, haciendo que no puedas parar de leer hasta que sepas qué ocurre al final. Tiene algunos giros sorprendentes (aunque, como un pero, algunas cosas son bastante previsibles) y momentos realmente intrigantes y de tensión. Respecto al final, por una parte me impactó y por otro lado me lo esperaba, pero no me disgustó.

En definitiva, un thriller enérgico y lleno de suspense que no aburre en ningún momento y que cautiva al lector. Ojalá y hagan una película de él (siempre y cuando se la trabajen, por supuesto). MUY RECOMENDABLE. 

viernes, 9 de junio de 2017

La Momia: The Walking Mummies!!


Resucito el blog porque necesito desahogarme después de lo que acabo de ver. Antes de nada, decir que "La Momia" (1999) es una de mis películas favoritas, no porque sea una película perfecta o una obra maestra, sino porque marcó mi infancia y fue una de las cintas que dio el pistoletazo de salida a mi pasión por el séptimo arte (aparte de ser entretenidísima y muy agradable). Es por esto que, cuando me enteré de este reboot (y tras la fallida tercera entrega de la saga), me puse bastante contento. Luego leí que el protagonista iba a ser Tom Cruise y ahí la cosa empezó a olerme a tufo que echaba para atrás (es un actor que personalmente detesto). Aún así, y sin muchas expectativas, esperaba al menos pasar un rato agradable aún teniendo que aguantar su cara de estreñido. Acabo de llegar del cine y solo puedo decir que es una de las mayores bazofias que me he tragado en mucho tiempo.


Uno de los mayores fallos del film (quizás el más importante) es lo insulsa que resulta la historia. En base es bastante similar a la anterior versión, salvo que en este caso la momia es una mujer y quiere matar a nuestro protagonista para SPOILER que Seth, el dios de la muerte, pueda volver a la vida tomando su cuerpo FIN SPOILER. Puede sonar interesante si no fuera porque se pasan la mitad de la película metiendo relleno y relleno, escenas que solo sirven para que nuestra pareja protagonista se "luzca" y nos creamos que están super enamorados. Por otro lado, la cinta no logra captar el interés del espectador en ningún momento, siendo sosa y llegando a aburrir de tal manera que terminas deseando que la momia se los cargue a todos ya y acabe con tu sufrimiento. El batiburrilo de cosas que han querido hacer con el denominado "Dark Universe" carece totalmente de sentido y está tan fuera de lugar que por momentos parece que estás viendo una película diferente a la momia. Han querido meternos con calzador diversas criaturas de este universo y lo que han conseguido es hacer aún más mierda la historia de la pobre Ahmanet. 

Esto deberían estar preguntándose los responsables de este truño...

Dejando a un lado la trama, me sobran muchas otras cosas de la película. El personaje del amigo gracioso y sobre todo la forma en la que aparece me pareció una soberana estupidez y no entendí a qué venía. Por otro lado, y como ya he dicho, me sobra Tom Cruise. Estoy muy hasta los huevos de que, sea la película que sea, sieeeeempre interpreta el mismo papel de chulo ligoncete que va de gracioso y termina siempre siendo el héroe. Me repugna y hace que su cara me resulte aún menos soportable. Al personaje de Russel Crowe también lo encontré innecesario (al menos meterlo en esta película, quizás realizar una cinta centrada en él y que explique su historia y sus razones para ir tras estos monstruos, pero como se suele decir, quien mucho abarca poco aprieta). Lo más salvable desde mi punto de vista ha sido Sofia Boutella, la momia, que pese a no transmitir ningún tipo de terror ni miedo me resultó el personaje menos vomitivo de la película (no como sus secuaces, que parecían sacados de la mismísima The Walking Dead (desde luego el concepto de momia ha evolucionado hasta no saber si son zombies, vampiros o ladillas de Nacho Vidal). Respecto a Annabelle Wallis, mejor ni hablar de su superoriginal papel de rubia en apuros... lamentable.

Si Anksunamun levantara la cabeza...

En resumen, no esperaba nada, pero lo que me encontré me pareció de vergüenza ajena. Creo que ya planean como otras cinco o seis películas dentro de este universo. Si van a seguir por este camino y van a crear tremendos montones de diarrea, mejor que se lo ahorren. 

PD: Lo mejor de la peli, el Easter Egg a la versión del 99. El milisegundo más interesante de la cinta.


jueves, 23 de marzo de 2017

Crudo: Bad meat...!


Llevo mucho tiempo sin pasarme por aquí y hoy no sé muy bien por qué he echado de menos el publicar en el blog y me ha dado la nostalgia, así que aprovecharé para volver a coger rodaje, y vuelvo con una película que esta misma tarde he visto en el cine, "Crudo". No cabe duda de que cada vez es más raro ver este tipo de productos no solo en cines, sino en el mercado en general, especialmente con una calidad mínimamente decente (seamos sinceros, el gore es un género que ha quedado relegado a la serie B en el mejor de los casos). Es por eso que tenía tantas ganas de verla, y no por esa propaganda de que provoca desmayos bla bla bla (en el 99% de los casos no hay que tomárselo en serio, pues no es para tanto). Después de haberla disfrutado en pantalla grande he de decir que merece bastante la pena. 

La cinta sigue a Justine, una chica vegetariana de 16 años que acaba de llegar a la universidad para estudiar veterinaria (una muy chunga la verdad, porque menuda gente). El caso es que los veteranos de la facultad son muy cabrones y llevan a cabo unas novatadas bastante salvajes y exageradas. Tanto es así que a la pobre Justine la obligan a comer carne. A partir de ese momento, la joven experimentará un grupo de sensaciones reprimidas que la obsesionarán y tendrán consecuencias bastante terribles. Puede sonar a propaganda vegana/vegetariana, pero el caso es que la película consigue meterte en la historia gracias no solo a las escenas desagradables (que tiene algunas destacables pero no excesivamente repugnantes), sino por el juego psicológico que trae consigo el guión. Destacar el desarrollo de la protagonista y la relación con su hermana; cuando ambas están en pantalla nos dan sin duda las mejores escenas del film. El final, pese a ser un poco predecible, creo que es el adecuado. Otro punto que para mi resultó negativo son las excesivas innecesarias escenas de sexo.

Sombra aquí y sombra allá, maquíllate, maquíllate!!

Las actuaciones son un punto destacable sin duda, tanto la protagonista como su hermana bordan su papel (a mi personalmente la segunda me resultó un personaje repulsivo). Por otro lado el compañero de habitación y amigo de Justine no me ha convencido tanto, pero bueno nadie es perfecto. Otro de los puntos fuertes es la banda sonora, chapó por los que la hayan escogido porque creo que han dado en el clavo. 
Cuidado con los gases traicioneros... 
En definitiva, es una cinta curiosa, diferente y muy recomendable que hará las delicias de los amantes del terror gore (en un sentido quizás un poco light) y sobre todo, psicológico...!!

jueves, 15 de septiembre de 2016

Ladrones en la oscuridad...!!

Tras varios meses sin publicar en el blog por circunstancias que no vienen al caso, he decidido volver con lo que era para mi una película muy esperada. Sin duda, uno de los estrenos del año para los amantes del terror. Las espectativas estaban altas, sobre todo después de aparecer las primeras críticas y especialmente teniendo en cuenta que viene de la mano del director del remake de "Posesión Infernal" (para mí, uno de los más decentes que se han hecho). Hace unos días fui finalmente a verla, y sin duda merece la pena. 

 La historia sigue a tres ladrones ligeramente descerebrados que entran a robar en la casa de un ciego militar cuya hija murió en un accidente de tráfico. Lo que no esperan es que este señor no se los va a poner nada fácil y pronto se arrepienten. Lo bueno de la cinta es sin duda alguna la tensión que transmite. Empieza de una forma suave y poco a poco va in crescendo, haciendo que el espectador lo pase cada vez peor sin poder despegar la cabeza de la pantalla. A medida que la historia avanza, la película se vuelve más salvaje, con escenas que incluso repugnarán a los espectadores más sensibles.


Otro de los aspectos a destacar son las actuaciones, en especial las de Stephen Lang y Jane Levy. El primero porque consigue acojonar de verdad e imponer encarnando a un ¿antagonista? realmente escalofriante y sin escrúpulos. La otra, porque vuelve a demostrar que se le da bien ser una scream queen atípica (espero realmente que siga dedicándose al cine de terror, pues aquí un servidor disfruta realmente viéndola actuar). La dirección por parte de Álvarez poco se puede decir, los efectos de sonido son de lo mejor (los momentos desquiciantes de silencio absoluto avivan la sensación de pánico que sienten nuestros protagonistas). 


Como punto negativo, la cinta puede resultar algo previsible y yo personalmente me esperaba otra cosa en cuanto a la violencia (no se si sería por la anterior película del director, pero pensé que veríamos más sangre en pantalla).

En conclusión, sin ser una maravilla destaca por encima de otras del género que nos han llegado últimamente. Recomendable!!

martes, 10 de mayo de 2016

Capitán América: Civil War - Como en las mejores familias

Hace unos días llegaba a nuestras pantallas el que es probablemente el primer estreno de peso de lo que llevamos de año. La tercera entrega de Capitán América prometía superar con creces a las anteriores tanto en acción como en madurez. Debo decir que no es una saga que me entusiasme especialmente (la primera me pareció apenas pasable y la segunda poco más), sin embargo tenía grandes expectativas puestas en ella. Pude disfrutarla el día del estreno y es, sin duda, una de las mejores películas de Marvel hasta la fecha. 

La historia nos cuenta como tras los desastres que dejaron atrás los vengadores, numerosos gobiernos internacionales intentan instaurarles una especie de acuerdo que les exija responsabilidades y que intervengan solo cuando sea previamente solicitado. Así, el grupo se divide en dos bandos entre los que lo secundan y los que no, creando una lucha tanto fuera como dentro del grupo. El caso es que a medida que va avanzando, la película se vuelve cada vez más adrenalítica y va aumentando exponencialmente la tensión entre nuestros protagonistas. Escenas de acción desbordante una tras otra intercaladas con otras en las que se deja paso a conversaciones y subtramas de lo más interesantes y que muestran una madurez que pocos blockbusters tienen. 


Para mi, cabe destacar la incursión de los nuevos personajes: pese a que he leído que a la mayoría de la gente no le ha convencido, a mi me ha encantado Pantera Negra, me parece todo un soplo de aire fresco para este universo y creo que en el futuro es un personaje que va a dar mucho juego. Por otro lado el nuevo Spider-Man también sorprende gratamente a pesar de tratarse de una versión algo más joven que las que nos tienen acostumbrado (he de decir que las dos películas protagonizadas por Andrew Garfield me parecieron geniales, veremos que tal le va a Tom Holland). El resto de personajes cumplen a la perfección, destacando el punto cómico y alegre que aporta Ant-Man.


Técnicamente poco se le puede reprochar. Los más de 250 millones de presupuesto se notan y dejan unos efectos especiales envidiables que no permiten al espectador desviar la cabeza de la pantalla. Explosiones, destrucción y luchas dignas de alabar y que sin duda no defraudan a nadie (creo que esto es desde mi punto de vista lo que faltó en las dos primeras entregas, algo más de chicha). La BSO tampoco se queda atrás y ayuda sin duda a meterte en la película. 

En definitiva, los amantes de los superhéroes disfrutarán de lo lindo con esta cinta, y los que no creo que al menos podrán ver algo de una calidad más que notable. Muy recomendable..!!

sábado, 2 de abril de 2016

Mi gran boda griega 2: Volviendo al limpiacristales...!!

Mi gran boda griega fue un boom en su momento, y tratándose de un film independiente es todo un logro. Con su humor y su originalidad se ganó a gran parte del público y de la crítica. A pesar de todo a mi no me llegó a conquistar. Hacer una secuela 14 años después es, cuanto menos, arriesgado, especialmente cuando se trata de mantener la esencia de la primera y, al mismo tiempo, adaptarse a lo que el público pide en la actualidad. Yo, después de haberla visto, tengo que decir que si bien no me ha parecido del todo mala, tampoco una maravilla. 

La historia sigue las andanzas de la misma alocada y peculiar familia, ahora ya todos con hijos y nietos, que se vuelven a ver envueltos en una boda (esta vez por una razón desde mi punto de vista un poco patética) y que tendrán que superar todo tipo de situaciones inverosímiles para tratar de que todo salga adelante. Personalmente pienso que el mayor fallo de la cinta es que toda la frescura que caracterizaba a la anterior se pierde drásticamente para dejar paso a bromas muy manidas, llenas de tópicos y que resultan previsibles en todo momento. No obstante, la película resulta entretenida, no aburre ni se hace pesada y además es cortita.


En cuanto a las actuaciones poco hay que decir tratándose del mismo reparto que en la primera. Unos personajes más que otros resultan agradables al espectador, aunque para mí hay alguno que se me hizo cansino y hasta repulsivo (ganas de darle de hostias a más de uno no me faltaron). La pareja protagonista afortunadamente sigue manteniendo la química entre ellos, a pesar de que hayan envejecido no demasiado bien. Otro aspecto a tener en cuenta es la banda sonora, quizás de lo más agradable del film.



En definitiva, entretenida y poco más, no está mal para ver una vez, pero no es nada del otro mundo y creo que se la podrían haber ahorrado. 

domingo, 27 de marzo de 2016

El bosque de los suicidios: Rama aquí, rama allá, suicídate suicídate.

La verdad es que debía haberlo sabido. Como fan del género de terror desde que era crío, siempre que llega algún nuevo estreno a nuestras carteleras le presto especial atención (sobre todo teniendo en cuenta la escasez por la que está pasando últimamente), y cuando vi por primera vez el trailer de esta cinta esperaba al menos algo decente. Posteriormente fui leyendo las críticas y mis ganas de verla diezmaron sobremanera. Aún así, se me presentó la oportunidad y decidí aprovecharla. Craso error. 

La cinta sigue la historia de Sara, una chica cuya problemática hermana gemela vive en Japón. Tras varios días sin saber de ella, llega a sus oídos la noticia de que se la vio por última vez dirigiéndose al bosque Aokigahara, conocido por ser un lugar donde la gente va a quitarse la vida. Cuenta la leyenda que las almas atormentadas de estas personas se quedan en el bosque, y que todo aquel que se adentra en el corre el peligro de acabar como ellas. Mira que se podría haber hecho una película notable aprovechando la chicha de esta historia, y es que además de ser algo relativamente fresco, da para mucho juego. Sin embargo, se han centrado en realizar una historia de fantasmas de lo más típico y poco interesante que te puedes echar a la cara. A medida que la cosa avanza no coge ritmo en ningún momento, logrando aburrir al espectador, quien termina por no tener el más mínimo interés en saber qué va a pasar. Sin tensión, sin sustos decentes, sin intriga, la película tiene todo lo que debe tener una cinta para que te entren ganas de suicidarte tú por haber pagado para ver tal bodrio, por no hablar del final: lamentable.


Las actuaciones tampoco convencen, y es que Natalie Dormer, a quien todos conocemos por su papel en Juego de Tronos, y a la que no considero en absoluto mala actriz, no consigue meterse en el personaje, viéndosela forzada en muchos momentos (da la sensación de estar haciendo este papel más por obligación que por voluntad propia). Por otro lado el resto de protagonistas, flojos flojos. Lo más salvable del film quizás sea la ambientación; ese bosque tenebroso y oscuro da realmente una sensación de acojone considerable. Por otra parte, se ha vuelto a cumplir una de las cosas que más odio del cine, y es que el trailer te muestra el 120% de la película (sí, digo el 120 porque no solo te cuenta la historia entera sino que salen escenas que después no aparecen en la película).

Resumiendo, una mierda como una catedral...!